CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 1 de enero de 2009

ES CUESTION DE DECISION...

la razón por la cual estás así se debe a las decisiones que has tomado en tu vida.

Todo, absolutamente todo, lo que te sucede en este momento es fruto de las decisiones que tú mismo has tomado. Dios, en su inmenso amor y misericordia, nos ha regalado el libre albedrío. Y en esa maravillosa libertad tomamos decisiones día a día que van escribiendo nuestra propia historia. Muchas veces esas decisiones van apegadas a lo que El soñó para nosotros. Otras veces no. En estos casos, poco a poco nuestra situación va quitándonos la paz y empezamos a no sentirnos del todo felices. Es momento de cuestionarnos, momento de reflexionar.

Qué decisiones estoy tomando en cada una de las diferentes facetas de mi vida? Decisiones de acción, de reacción, de comunicación…decisiones. Ante cada situación se abren nuevas alternativas y somos nosotros mismos los que abrimos y cerramos puertas con nuestro proceder, con nuestro pensar, con nuestras relaciones con los demás. Y cada instante estamos decidiendo el resto de nuestra vida.

Gracias a Dios, cada instante tambien es una nueva oportunidad para reencauzar el rumbo. Para tomar nuevas decisiones. Es costumbre para muchos aprovechar el principio de un año para pasar revista de la propia vida y definir el curso de acción y nuevos objetivos. Tal vez sea un momento idóneo, y de hecho así lo es cada instante, para autoexaminar nuestra situación actual y evaluar si las decisiones que tomamos día a día, momento a momento, nos mantienen en el camino de plenitud, de paz, de felicidad, de autorealización que sabemos merecemos.

Decide dejar atrás el pasado. Esa alegría que tuviste, esa felicidad que ya no tienes por cualquier razón, puedes volver a tenerla si así lo decides: aceptando tu presente y tomando las decisiones adecuadas para volver a ser feliz. Cada final es un nuevo principio si aceptamos que tenemos la libertad de ir escribiendo nuestra propia realidad….cuando el ayer finaliza, nos toca vivir el hoy y, si queremos, podemos ver con ilusión hacia mañana tomando hoy las decisiones que harán de ese mañana uno lleno de paz y alegría.

Perdiste algo o alguien? Facultades tal vez? Tienes la vida! Descubre en eso que te falta ahora la oportunidad de desarrollar nuevas habilidades y entregar en servicio a otros lo muchísimo que el Señor quiere poner en tí.

Estás pasando por un momento de amargo dolor? Víve tu dolor! Date tu tiempo…pero comprende que el sol sale cada día y que hay tanto y tantos que están contigo deseando y necesitando verte sonreír.

Puedes quedarte atrapado en el pasado y medio-vivir el hoy o puedes vivir plenamente el hoy de cara a un futuro alimentado y enriquecido de las experiencias vividas.

Esta puede ser la etapa más bella de la vida si te propones mirar hacia el futuro, recordando la felicidad del pasado, aprendiendo de tus errores y perdonando a los que puedan haberte herido.

Si piensas que puedes estar mejor…entonces es cuestión de decisión.